jueves, 17 de diciembre de 2015

El Parque de la Ciudadela-8


El Parque de la Ciudadela-8

La inercia ciudadana y el transcurso de los años forzaron, poco a poco, romper este carácter unitario, marcadamente del siglo XVIII, del dibujo original de los jardines. Un reducido Zoológico fue la causa detonante.
Con el proyecto de reforma y ampliación de 1956 un nuevo hábitat aparcen -modernos habitáculos para grandes animales en libertad - que obliga a ocupar, y a cerrar, una considerable extensión del Parque.


¿Qué hacer entonces de un paseo, con bordillo y calzada central pavimentada, que iba a morir a la tapia de unas nuevas instalaciones?  La nueva remodelación, actual, soluciona airosamente el problema: nace un conjunto armónico del enlace, no siempre feliz, de dos épocas próximas pero bien diferentes: la moderna y la de 1800.
La vegetación.

Los álamos y los bosques de ribera

Homenaje a la Exposición de 1988, con relieve de Antonio Clave

En casi toda Europa, desde el norte de Rusia hasta Asia Menor, siguiendo incluso los territorios norte -africanos, donde las aguas de los ríos, de los grandes valles corren abundantes y placidas, encontramos, casi siempre en estado silvestre, bosques de ribera, caducifolios, muy parecidos entre sí. Las especies dominantes son siempre las mismas: álamos, olmos, sauces y algunos fresnos y chopos. Las cabeceras de los álamos, esbeltas, emergen del conjunto destacando por sus tonos plateados, más o menos impresionantes según la fuerza del viento: cada hoja, verde oscuro por arriba pero blanca y pilosa por el revés se pega a las ramas por un largo y estilizado peciolo que lo mece al más leve impulso del aire. Combinaciones infinitas, de tonos oscuros y plateados se suceden continuamente. Es el que, con pocas diferencias vemos en la avenida de los Alvers de la Ciudadela si levantamos los ojos hacia las cabeceras.

A nivel de suelo, en cambio, los álamos silvestres de toda Europa están sometidos, por el lugar natural que ocupan, a frecuentes vaivenes de agua, con fuerza devastadora. El bajo bosque, por tanto, es irregular, cambiante y mayormente herbáceo. Arboles prominentes y mantel de plantas tiernas debajo. Imagen próxima del moderno aspecto de la avenida que del primitivo diseño del Parque del siglo XVIII, con los bordillos sobre el nivel de la calzada, más acto para el paseo y el lucimiento personal que para la tranquilidad, el silencio y lucimiento estético.

Hacia otro conjunto del Parque, por otro lado, nos ofrece a lo largo del año bastante diversidad de cambios, de formas y de colores: la explosión de los brotes florales hacia el mes de marzo- verdosos los de los pies femeninos y rojizos los de los masculinos- recubren hasta la más pequeña rama de una capa abellotada (estambres, estigmas y otras piezas de soporte) que deja paso, una vez desarrolladas las flores, a la explosión de las hojas. Ya de menudas se mueven a la más suave brisa del aire, alternativamente, el verde oscuro de un lado a la cara plateada del otro. Bien entrada la primavera, maduros los frutos, se abren uno por uno. El ambiente, entonces, queda lleno de copos algodonados- cada uno envolviendo una minúscula semilla- que por los impulsos del viento pueden aterrizar a decenas de kilómetros de distancia. Sauces, chopos y álamos, integrados en una misma familia botánica, se expanden de idéntica forma.

Hasta en otoño, con la caída de la hoja, no se acaba el juego perseverante, continuo- fascinante- jugando con la luz y la sombra, con las hojas de tonos blancos y oscuros. Todo el volumen del follaje, abocado anualmente en la tierra es una carga para los jardineros cuidadores del Parque. Natural, es una riqueza de valor incalculable para las alamedas silvestres que viven en toda Europa. Estas, como es lógico comprender, se han de nutrir y mantener de ellas mismas. Y el agua y la materia orgánica- hojas y ramas descompuestas- son los principales elementos. Las otras alamedas, como la del paseo del Parque, artificiales, lejos de los cursos del agua, son mantenidas por el hombre. Fuera de su ambiente, el álamo- al igual que gran número de especies vegetales- tolera y es capaz de resistir toda clase de privaciones, hasta ambientes de cierta aridez. En estas circunstancias, o bien no se reproducen o si lo hace, no con la frecuencia y facilidad que en las orillas de los ríos.

El hombre diseña jardines, y estructura paseos y avenidas con especies de ámbitos ecológicos hasta antagónicos respecto al lugar donde trabaja. Consigue así efectos estéticos insospechados, al tiempo que crea una belleza diferente de la que aflora del paisaje natural- donde las plantas viven en estado silvestre. Pero no solamente un tipo de paisaje interfiere con el otro sino que los dos, con un sentido biológico profundamente distinto, están igualmente a nuestro alcance.

jueves, 3 de diciembre de 2015


Jardín de Bêritz (Pamplona)
El jardín de Bértiz, con más de 100 años de antigüedad, es quizá el mayor tesoro del Parque Natural. Está conformado por un bello entramado de caminos y senderos sinuosos rodeado de grandes árboles de muy diversos tipos, setos, arbustos y macizos florales; existe una nutrida representación de especies autóctonas así como gran cantidad de plantas exóticas.



Destacan por su porte o bien su rareza los liquidámbares, tejos, hibas, ciprés de los pantanos, cefalotejo, secuoyas, cedros, gynckos, limoneros, camelias, azaleas, hortensias, glicinas, bambúes... Además de su riqueza botánica sobresale por la calidad de sus entornos paisajísticos que crean peculiares ambientes, conseguidos gracias a la existencia de varios estanques, pequeños puentes, glorietas, y otros elementos de gran belleza como el mirador y la capilla, joyas del Art Nouveau, que dan a este conjunto una referencia de belleza exclusiva de los años de cambio entre los siglos XIX y el XX.

No es tan solo un exótico jardín botánico es, con sus 2.040 Ha de masa forestal, el primer Parque Natural declarado en Navarra en 1984. Su último propietario fue Don Pedro Ciga Mayo quien hizo buena fortuna con su matrimonio con Doña Dorotea Fernández Morales y sus negocios en el Rif. En su generoso testamento lego la finca a Navarra con la condición de que se conservara sin variar ninguna de sus características. Y así ha sido, y así lo podemos contemplar paseando por sus sendas y asomándonos a sus pintorescos rincones. En alguno de ellos Don Pedro observa celoso que Navarra no modifique las cláusulas del testamento...  y hay que tener cuidado porque Don Pedro era hombre de fuerte carácter.
Palacio Principal: Es un noble edificio del que se tiene constancia desde 1637 era la antigua residencia de D. Pedro de Ciga y su esposa Dña. Dorotea Fernández.  Actualmente se utiliza como centro de exposiciones y lugar de jornadas, reuniones y actividades formativas.
Frente a la imponente fachada del palacio se encontramos una fuente-estanque (s.XIX) en cuyo centro nos espera una graciosa estatua en bronce de un niño. Sobre el estanque flotan los nenúfares, con sus raíces sumergidas y sus hojas y flores flotantes.
Capilla; Este sugerente templo tiene su origen en el siglo XVII, pero sería una posterior reforma en estilo modernista la que le diera su  característico aspecto actual. El porche, con su estructura de metal y cristal y sus decorados azulejos, termina de rematar el edificio.
Rio Bidasoa
Mirador; Sobre el  río Bidasoa asoma este singular mirador de planta cuadrilobulada que se inspira en las pagodas japonesas. Su cúpula bulbosa recubierta de escamas de cerámica vidriada de un azul intenso destaca altiva entre los árboles y los caseríos de piedra. 
Secuoya Gigante; Es el coloso de los árboles. Especie originaria de la costa del pacífico de Norteamérica, el ejemplar más alto recibió el nombre de Hyperion ("el que vive en las alturas") y mide 115 m. Las secuoyas son muy longevas pudiendo llegar a vivir miles de años.
Árboles y arbustos que conforman el Jardín:
 Fagus sylvatica  -Haya (Familia: Fagaceae)

Taxus bacata- Tejo  (lFamilia: Taxaceae)

Fraxinus escelsior -Fresno común(Familia: Olaceae)

Fagus sylvatica purpuerea-Haya roja (Familia: Fagaceae)

Tilia cordata, tomentosa-Tilo de hoja pequeña(F.Tileaceas

Quercus robur-Roble común (F.Fagaceae)

Alnus glutinosa-Aliso (F.Betuláceas)

Acer pseudoplatanus-Falso platano (F.Aceraceae)

Polulus tremula-Alamo temblón (F.Salicaceae)

Tilia platyphyllos-Tilo Europeo (F.Tileaceas)

Corylos avellano-Avellano (F.Betulaceae)

Laurus novilis-Laurel común (F.Lauraceae)

Pinus sylvestris-Pino rojo (F.Pinaceae)

Evonimus sempervirens-Bonetero (F.Celastraceae)

Buxus sempervirens-Boj (F.Buxaceae)

Prunus lusitánica-Laurel portugues( F.Rosaceae)

Abies alba-Abeto blanco (F.Pinaceae)

Magnolia grandiflora-Magnolio (F.Magnoliaceae)

Trachycarpus fortunei-Palmera china (arecaceae)

Diospyrus virginiana- Caqui de Italia (F.Ebenaceae)

Buxus balearica - Boj de Mahon (F.Buxaceae)

Liquidambar styracflua-Arbol de Acozol(F.Hamamelidaceae

Aesculus hippocastanum-Castaño de indias(F.Hippocastanaceae

Phyllostachys nigra.Bambu negro (F.Poaceae9

Cercis siliquastrum-Arbol del amor (F.Leguminosae)

Sophora japonica-Sofora (F.Fabaceae)

Liriodendron tulipifera-Tulipero de Virginia (F.Magnoliaceae)

Ulmus minor-Olmo Ingles (F.Ulmaceae)

Phyllostachy viridiglaucescens-Bambú verde(F.Poaceae)

Quercus rubra-Roble americano (F.Fagaceae)

Acer palmatum Atropurpureum-Acer enano (F.Aceraceae)

Platanus x hispánica-Platano de paseo (F.Platanaceae)

Cycas revoluta-Falsa palmera (F.Cycadaceae)

Philadelphus coronarius-Celinda (F.Hidrangaceae)

Spiraea japónica-Espirea de Japón (F.Rosaceae)

Hybiscus siriacus- Rosa de siria (F.Malvaceae)

Tritonia-Tritonia (F.Iridaceae)

Wisteria sinensis-Glicinia (F.Leguminosae)

Campsis radicans-Trompeta trepadora (F.Bignoniaceae)

Hypericum hoockerianum-Hipérico (F.Hypericaceae)

Cedrus atlántica-Cedro atlas (F.Pinaceae)

Pinus nigra-Pino laricio (F.Pinaceae)

Picea abies-Abeto rojo (F.Pinaceae)

Larix x decidua-Alarce (F. Pinaceae)

Secuoya Sempervirens-Secuoya roja (F. Taxodieceae)

Chamaecyparis lawsoniana-Falso ciprés (F.Cupresaceae)

Pseudotsuga menziesii-Abeto de Douglas (F.Pinaceae)

Lagestroemia indica- Arbol de jupiter(F.Lytrhaceae)

Parthenocissus quinquifolia-Trpadora de virginia (F. Vitaceae)

Catalpa bignonioides-Catalpa (F.Bignoniaceae)

Hydrangea sp-Hortensia (F.Hydrangeaceae)

Mahonia aquifolium-Mahonia (F.Berberidaceae)

Paconia officinalis-Peonia (F.Paeoniaceae)

Brachychiton populneus-Arbol botella (F.Sterculiaceae)

Robinia pseudocacia-Falsa acacia (F.Leguminosae)

Acer negundo- Acer negundo (F.Aceraceae)

Acer platanoides "Crimion King" (F.Aceraceae)

Aucuba japonica- Laurel moteado (F.Aucubaceae)

Prunus laurocerasus-Laurel cerezo (F.Rosaceae)

Juniperus phoenicia-Sabina negra (F.Cupresaceae)

Nymphaea spp-Nenufar (F.Nymphaceae)

Pyracantha coccinea-Piracanta (F.Rosaceae)

Abelia x grandiflora-Abelia (F.Caprifoliaceae)

Cryptomeria japónica-Cryptomeria (F.Taxodiaceae)

Gingko biloba-Arbol de los escudos (F.Ginkgoaceae)

Araucaria araucana-Araucaria (F.Araucarias)

Taxodium distichum Cipres de los pantanos (F.Taxodiaceae)

Cupressocyparis leylandii-Cipres de Leyland(F.Cupresaceae)

Thujopsis dolabrata-Hiba (F.Cupresaceae)

Azalea japonica-Azalea (F.Ericaceae)

Sequoiadendron giganteum-Secuoya gigante(F.Cupresaceae)

Calocedrus decurrens-Libocedro(F.Cupresaceae)

Cedrus deodara-Cedro del Himalaya (F.Pinaceae)

Cedrus libani-Cedro del Libano (F. Pinaceae)

Prunus cerasifera var pissardfii-Ciruelo japonés(F.Rosaceae)

Cryptomeria sp-Criptomeria (F. Cupressaceae)

Camelia japonica-Camelia (F.Theaceae)

Poncirus trifoliata-Limonero espinoso (F.Rutaceae)

Osmanthus heterophyllus-Osmanto (F.Theaceae)

Rhododendron sp-Rododendron (F.Ericaceae)

Pinus strobus-Pino canadiense (F.Pinaceae)

Yucca elephantipes- Yuca pie de elefante (F.Agavaceae)

Thuja orientalis-Tuya oriental (F. Cupreseceae)
Ligustrum Lucidum-Aligustre (F.Olaceae)

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...