lunes, 15 de octubre de 2012

Escarificado - Aireado

AIREADO
Es una operación que se efectúa cuando el suelo está muy compacto, favorece mucho la regeneración de raíces devolviendo el vigor perdido al césped.  Consiste en horadar el suelo a una profundidad de 10-15 cm., siendo en este intervalo donde se produce la máxima compactación.  Mediante esta labor, mejoramos la circulación del aire por el sistema radicular, y favorecemos la formación de nuevas raíces que ocuparan muy pronto los mencionados agujeros.
 La mejor época para llevar a término esta operación es en primavera, que es cuando la planta empieza a brotar.  En lugares donde no hay riesgo de heladas en invierno, se puede practicar también en otoño.  Debe hacerse una vez al año y se realiza con una maquina de púas verticales que a medida que avanzan se van clavando en la tierra.  También se puede hacer con una horca, pero este método resulta bastante pesado.
ESCARIFICADO
Labor de gran importancia cuando el césped ya hace unos años que se ha instalado, ya que con el paso del tiempo, se va formando una especie de alfombra de hojas y tallos muertos sobre la superficie del suelo, muy nociva, ya que retiene mucho la humedad dificultando en gran manera el intercambio de gases en el sistema radicular.  Al mismo tiempo no deja penetrar el agua en el suelo, quedando retenida en la citada capa lo que  favorece la instalación de hongos, con el riesgo de ir pudriendo parte de las raíces.
 El período recomendado de aplicación, es la época de brotación – la primavera – y se realiza mediante unas máquinas que llevan dos cuchillos que cortan la hierva y al mismo tiempo extraen a la superficie la mayor parte de esta alfombra, pudiendo retirarla a continuación.  Una vez ha pasado la máquina, la superficie queda con unos pequeños cortes de unos 2 cm. de profundidad.  Al cortar mucho los tallos estoloniferos y rizomáticos del césped, provocamos una nueva brotación de esta, que cubrirá en un intervalo de cuatro semanas, aproximadamente toda la superficie trabada.
RECEBADO
Consiste en esparcir por toda la superficie del césped tierra vegeta, roldó o sauló mezclado con turba, etc., en un espesor de 1 a 2 cm. De esta manera dejamos la superficie totalmente igualada en caso de existir irregularidades y también mejoramos la permeabilidad del suelo.

 Esta capa se reparte con una pala y se iguala con un rastrillo o escoba de jardinero,  procurando hacerlo de la forma más uniforme posible.  Podemos mezclar nuevas semillas que ayudarán a cubrir o a aumentar la densidad del césped quedando la superficie verde muy compacta.

 La mejor época de aplicación, es al principio de la primavera, aunque también se puede hacer en otoño.  En este caso, en las zonas frías sirve de protección contra las heladas del invierno.
 LIMPIEZA
Es muy importante mantener la superficie del césped bien limpia.  Es necesario retirar todos los materiales no deseables, como pinaza, papeles, hojas, plásticos, latas, excrementos de animales, etc., la frecuencia con que se  realizará estarán en función de la cantidad de estos materiales que se depositen sobre el césped.

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...