domingo, 7 de octubre de 2018

El Bosque Mata de Bucaco y Jardín (Luso Portugal)


El Bosque A Mata de Buçaco
  La Fuente fría (A Fonte fría)

El bosque = Amata de Buçaco en el borde de la sierra de Buçaco, donde la montaña alcanza los 547 metros de altitud, se encuentra el bosque de Buçaco, cercado por un elevado muro con once puertas de entrada.

                                                   
Haz de ellas el punto de partida para un paseo o caminata por la naturaleza de la región y déjate querer por la exuberancia serena, casi mágica, del verde intenso de Buçaco. Y si haces el paseo con calma y observando toda la naturaleza que te rodea, puede que acabes pensando que acabas de tener un sueño y al despertar ves la realidad a tu alrededor, es hermoso todo el paseo y merece mucho la pena hacer este recorrido sin prisa.
Después de recorrer los caminos de la sierra, puedes descansar en el  Palace Hotel do Buçaco, uno de los más bellos edificios neomanuelinos de Portugal. Yo te recomendaría hacer reserva con anterioridad a la visita, porque difícilmente encuentres habitación el mismo día.

Déjate envolver por el encanto de la flora y la historia de este hermoso lugar, que reúne un patrimonio de valor incalculable y único en el mundo, una herencia secular de relevancia histórica, religiosa, militar, botánica, faunística, paisajística, arquitectónica y cultural.
En las 105 hectáreas de bosque existe una de las mayores reservas de la biodiversidad en Portugal, especies raras y protegidas identificadas por primera vez para la ciencia, un adernal un ecosistema dominado por el aderno(Phyllerea-latifolia Que es la única área de esta reliquia natural conocida en Europa, un imponente y majestuoso palacio, la única Via - Sacra  en el mundo a escala de Jerusalén en un Desierto Carmelita que es en Europa el ejemplo más completo e integral que consiguió perdurar hasta nuestros días. 

La extensión del bosque de Bucaco esta muy por debajo de la de los grandes bosques de Europa. Sin embargo, la variedad de sus especies vegetales los supera en gran medida. Dentro de los muros construidos por los Carmelitas descalzos existen unas 400 especies nativas de la parte portuguesas del Arco Atlántico y aproximadamente 300 especies que provienen de otros climas. El elemento más representativo de esta simbiosis es el cedro de Buçaco, un imponente ciprés originario de Méjico, que fue probablemente la primera especie plantada en el bosque por los monjes en 1.656.  El cedro de San José, plantado hace 350 años por los monjes junto a la puerta con el mismo nombre, es el símbolo local de esta imponente especie de árboles.
Un paseo por el bosque de Buçaco
   
Si hay un lugar fresco, y tranquilo para pasear, ese lugar es el bosque de Buçaco. Con seis itinerarios para recorrer a pie debidamente señalizados, el bosque te invita a lanzarte al descubrimiento de su botánica deslumbrante. Sigue hasta el valle dos fetos y disfruta en sus lagos, refréscate en las numerosas fuentes distribuidas por la cerca y admira sus rincones naturales dibujados por la lujosa vegetación.

 
También puedes explorar el bosque a través de las rutas históricas:  admira las imponentes puertas de la cerca o las ermitas construidas por los Carmelitas Descalzos, erguidas en perfecta armonía con los árboles. Los pasos de la pasión de Cristo, sube hasta el mirador de la cruz alta y para acabar, ve hasta las Almas de Encarnadouro para visitar el Museo Milita.


Historia de los jardines: la zona que rodea el Palacio de Buçaco formaba parte de un convento de las Carmelitas Descalzas fundado en 1.628.
Los monjes del convento de Santa Cruz do Buçaco no solo construyeron un convento, sino también crearon un lujoso jardín, el Bosque de Buçaco, con especies de árboles exóticos de las colonias portuguesas. El jardín se supone que representa el Monte Carmelo (donde se fundo la orden) y el Paraíso Ternal.

El Palacio Hotel de Buçaco fue construido entre 1.848 y 1907. El primer arquitecto fue italiano Luigi Manini (1.848-1936) que diseño un Palacio romántico en estilo neo-manuelino, evocando el estilo arquitectónico del siglo XVI que caracterizo el momento de mayor auge de la portuguesa. Era de los descubrimientos El Palacio Buçaco está inspirado en edificios icónicos manuelinos como el Monasterio de los Jerónimos de Belem y la torre de Belem ambos en Lisboa.

Tras la prohibición en 1.836 de las órdenes religiosas en Portugal, los Carmelitas Descalzos tuvieron que abandonar Buçaco. El estado se hizo cargo del Bosque y planto nuevas especies vegetales.  Fue también entonces cuando se instaló el viacrucis de figuras de barro.

La longitud máxima del bosque es de 950 metros de entre las puertas de Sula y Coimbra. La tapia mide 5.750 metros de longitud y tiene tres metros de altura, siendo la superficie de total de unas 400 hectáreas.

 Uno de los lugares del bosque más encantadores es la Fuente Fría. La cascada que desde los 144 escalones de la fuente y alimentada por 6 nacientes que tiene o existen en la Mata o Bosque. Esta línea de agua sigue hacia el valle de los fetos.
Buçaco está clasificado como Monumento Nacional                  

jueves, 20 de septiembre de 2018

PARQUE GUELL 12


En las zonas más forestales del Parque encontramos además,  entre Otras, el Llistó gramínea tapizando los terrenos secos y soleados (o la vidalba) liana de bonitas flores blancas, las dos son silvestres en el paisaje natural barcelones.

 En cualquier época del año se observan pájaros en el Parque: el falziot negro o el papamoscas gris, en la época más favorable, el pit- roig, el pinsà, el estornel o el mosquitero amarillo peludo, durante el otoño e invierno. En cambio, el palomo, el tallarol de casquet y de cabeza negra, el mirlo, la mallarenga carbonera, el gafarró, la garza, el pardal o la cadernera, entre otros, son especies sedentarias. El puput y la oreneta son pájaros de paso. El número de especies censadas en el Parque Güell por los Ornitólogos, llega fácilmente a 60.



Esta casa tiene historia y por ello la incorporo al parque Güell. En el libro (El Juego del Angel de Carlos Ruíz Zafón) hace   referencia a la misma:
“Apreciado señor Martín:
Voy a pasar un tiempo en la ciudad y me complacería mucho poder disfrutar de su compañía y tal vez de la oportunidad de recuperar el tema de mi oferta. Le agradecería mucho que, si no tiene compromiso previo, me acompañase para cenar el próximo viernes 13 de este mes a las 10 de la noche en una pequeña villa que he alquilado para mi estancia en Barcelona. La casa está situada en la esquina de las calles Olot y San José de la Montaña, junto a la entrada del Park Güell.  Confío y deseo que le sea posible venir.
Su amigo (Texto del libro El Juego del Ángel)”.

jueves, 23 de agosto de 2018



El fuego arrasó 3.270 hectáreas, y alrededor de 2.600 personas tuvieron que ser desalojadas como consecuencia del incendio


Como salvar del infierno del fuego, pueblos carreteras, caminos, rodeados de bosque.
1º Todas las calles deberían tener acceso y salida para facilitar la labor de los Bomberos.
2º Desbrozar 200 m2 alrededor de los pueblos o urbanizaciones.  Los árboles cercanos al pueblo deberían estar plantados a una distancia de al menos 25 m entre sí aproximadamente, en 50 metros en la redonda, siendo obligatorio que el soto bosque este completamente limpio, eso nos facilitara la extinción del fuego puesto que la vegetación no controlada, hace que los incendios sean muy virulentos y no controlables.

3º En las zonas que han sido devastadas por el fuego, que a la fuerza tendremos que reforestar, tendremos la ocasión, el deber y la obligación de replantear la distancia de los árboles cercanos al pueblo o urbanización, y su posterior limpieza.

4º Las urbanizaciones y carreteras cercanas a los pueblos deberían contar con bocas de riego cada 50 o 100 m., para así poder instalar si fuera necesario cañones de agua que cubrirían unos 50 metros entre sí a lo largo y ancho de los caminos cercanos a la zona boscosa. Estos cañones deberán estar a disposición de los pueblos cercanos y que tengan las instalaciones y bocas de riego a punto, para poder ponerlos en marcha en cualquier momento que sea necesario.
Esto en principio puede parecer caro pero si tenemos los medios podemos hacer frente a cualquier incendio, y con ello evitar la pérdida de vidas humanas, la desolación de las familias por la pérdida de los seres queridos.

En una buena parte de nuestra geografía se ha ido urbanizando parte de los parajes rurales y naturales, alterando o destruyendo los mecanismos de autorregulación natural, como son cauces de ríos, torrentes, permeabilidad del suelo, capas freáticas, diversidad de especies etc. Todo eso multiplica los riesgos de catástrofe.

Si no tomamos medidas los próximos 20 años desaparecerán el 25% de nuestros árboles; es necesario pues hacer planes de reforestación en nuestros bosques.  La reforestación deberíamos hacerla con planta autóctona para así garantizar que la repoblación sea eficaz.

Si en esta zona  se hubiera desbrozado de 150 a 200 metros, a ambos lados de la carretera estoy seguro que el pánico que se adueñó de las personas no hubiera ocurrido puesto que al estar limpio de soto bosque el fuego a la fuerza se aminora, y nos deja tiempo para reaccionar y salvar nuestras vidas, si a eso le añadimos que los árboles hasta 50 m de la carreteras o autopistas la distancia de uno a otro debería ser de unos 25m, entre sí, con esto y el desbroce de 150 a 200 m. a ambos lados de las carreteras, autopistas y caminos, todo sería mucho más fácil, para poder controlar un incendio y como no evitar la pérdida de vidas humanas, y atajar la barbaridad de ha. de bosque quemadas, año tras año, para eso hace falta un plan anual de limpieza de nuestros bosques, haciendo corta fuegos allí donde sea posible y con la limpieza igualmente a cada lado del corta fuegos.
Aunque parece exagerado, debería empezar a formar parte de nuestra cultura, si queremos que nuestros bosques no desaparezcan.
  
lamento la perdida de  decenas de ha. y de la gran cantidad de especies que se han ido con el fuego.  El bosque es un equilibrio entre naturaleza y seres vivos, que son imprescindibles para mantener la flora y la fauna, la vida, el medioambiente etc.

El Bosque Mata de Bucaco y Jardín (Luso Portugal)

El Bosque A Mata de Buçaco   La Fuente fría (A Fonte fría) El bosque = Amata de Buçaco en el borde de la sierra de Buçaco, don...