domingo, 18 de noviembre de 2012

GRUPOS DE FLOR


PLANTACION Y MANTENIMIENTO DE GRUPOS DE FLORES.        

¿QUÉ  ES UN PARTERRE?
 
Entendemos por parterre la porción de jardín que se destina a grupos de flor, ya sea con planta de temporada o vivaz.

Ubicación del grupo de flor:
Ha de estar situado en un lugar visible y destacado, teniendo en cuenta los posibles condicionantes de implantación y mantenimiento, disponibilidad de riego, orientación, y horas de sol.

 ¿CUÁNDO SUSTITUIR EL GRUPO DE FLOR?
Cuando un grupo de flor empieza a tener una buena parte de la planta marchita, hemos de pensar en cambiarla.  El hecho de arrancar toda la plantación vieja, es lo que se entiende como levantar un parterre.

PREPARACION DEL TERRENO
Para preparar el terreno debería estar húmedo, en caso de no ser así regaremos el terreno un par de días antes de empezar el proceso de preparación.
Si el grupo está dentro de una zona de césped, primero entrecavaremos y quitaremos las hierbas existentes con un Azadón-Azada o Azadón de púas.

 Seguidamente procederemos a cavar el terreno 30-35 cm de profundidad aconsejable, con medios manuales o mecánicas, dependiendo de la dimensión  del parterre, deshaciendo bien los terrones de tierra y eliminando piedras y raíces que puedan aparecer. Si la cava se hace a mano deberemos voltear bien la tierra superficial a la zona más profunda y a la inversa con la ayuda de una azada de púas. Si la cavada es mecánica haremos dos pasadas cruzadas con el motocultor. Haremos las aportaciones de tierras abonadas tanto que sean abonos minerales u orgánicos,  estas tierras o compost han de estar bien hechas es decir bien compostadas, libres de malas hierbas y enfermedades, necesario para conseguir un suelo con las condiciones optimas para el desarrollo de la vegetación que queremos plantar.

  Estas enmiendas se distribuirán de forma  homogénea con ayuda de un motocultor, siendo este el mejor método para conseguirlo.  También es el momento para aportar abono mineral de fondo, el cual hemos de homogeneizar con el suelo.  Finalizada esta operación, pasaremos el rastrillo de “hierro” retirando los materiales indeseables, como pueden ser piedras, (superiores a 2,5cm aproximadamente) restos de raíces u otra parte de la planta.  Al mismo tiempo procuraremos dejar la superficie lo más lisa posible.  Si es necesario pasaremos el rastrillo de “madera”  que pienso que ha de ser indispensable como trabajo final, optimizando así el nivelado. En caso de superficies planas se ha de tener en cuenta que si el riego es por aspersión, se ha de rastrillar toda la superficie de manera que la parte central quede más alta bombeada para evitar que en la zona central del parterre se formen charcos de agua y también para tener un efecto óptico  para que resalte más el grupo.  Cuanto más uniforme nos quede la superficie, más uniforme quedará la parte aérea de la planta.  En este momento, ya tenemos a punto el parterre para ser plantado.

 PLANTACION DE UN PARTERRE DE FLOR
Llegado el momento de plantar, es necesario tener clara la distancia de plantación, así como la delimitación del grupo que se dejara unos 20 cm del borde del parterre.  Ahora bien, entre planta y planta, está en función del diámetro que adquiere cuando llega a su total desarrollo.  Por lo cual, puede ser bastante variable, según de la especie que se trate.  Una vez determinada la distancia de plantación, plantaremos todo el perímetro de la superficie, pasando seguidamente al interior, empezando por un extremo.  Es aconsejable plantar  a tresbolillo, así la superficie del mismo quedará cubierta por la planta de forma más uniforme.  Acabada la plantación, aportaremos abono mineral alrededor de las plantas a razón de 40-50g/m2 de Nitrophoska azul especial (12-12-17-1,2) o similar, procediendo seguidamente a regar, evitando mojar las hojas y aun menos  las flores, si las hubiese.

 Consejos de plantación
Siempre que sea posible se plantará en condiciones climáticas sin lluvia o nieve.
Espacio de trabajo de plantación, que es lo que abarca la persona que está plantando, siempre se ha de tener en cuenta que las pisadas sean las menos posibles para no compactar en  exceso el terreno, y manteniendo una posición con las piernas separadas y semiflexionadas.
Mientras dure la plantación la persona o personas no debería soltar la herramienta de trabajo de la mano.
A ser posible, una segunda persona sacará el tiesto y colocará la planta entre las piernas de la persona o personas que plantan, de manera que estas personas tengan que hacer el menor número de movimientos para coger la planta. Estos trabajos se irán alternado entre las personas que nos dan la planta y las personas que están plantando, haciendo así un trabajo rotativo para evitar sobre esfuerzos.  
Plantación de bulbosas
Para este tipo de plantación resulta de relevante importancia la profundidad de la plantación, que variará según de una u otra especie.
En líneas generales, la profundidad de plantación es igual al doble de  la altura del bulbo.  A la hora de plantar tendremos en cuenta que el brote del bulbo quede siempre hacia arriba, para facilitar que cuando comience a brotar llegue a la superficie.
La plantación de los bulbos se realiza de forma parecida a la plantación de flores, con la diferencia que una vez introducidos dentro del agujero, de momento no se tapan. Distribuidos todos los bulbos o bien una parte, si se trata de un grupo de grandes dimensiones, nos aseguramos de que la  densidad de plantación es la correcta y que cubrimos todo el espacio marcado de plantación. Finalmente tapamos los bulbos con tierra utilizando el rastrillo de madera.                                                     

RIEGO DE GRUPOS DE FLOR DE UN PARTERRE
El primer riego lo haremos en profundidad inmediatamente después de la plantación, para aportar a la planta la humead necesaria para su adaptación al nuevo entorno.  Este primer riego evita que se creen bolsas de aire y asienta el terreno.
El riego se hará con agua muerta, agua sin presión, con cuidado de no mojar las hojas, ni las flores, ello se consigue regando con una manguera a poca presión  y a dos dedos del suelo previniendo así la aparición de hongos, quemadas por los efecto lupa de las gotas  de agua en contacto con los rayos de sol o bien para evitar  cambios de temperatura bruscos, ya que la temperatura del agua puede ser mucho más baja que la temperatura de la planta. El primer riego se hará con manguera. Pasaremos por todos los espacios entre planta y planta, procurando no dejar ninguna sin regar. 
Con instalación automática de riego, lo haremos con goteo o microaspersores.

 MANTENIMIENTO DE UN GRUPO DE FLOR
En el mantenimiento, evitaremos que las malas hierbas crezcan, cuidaremos que la tierra no se compacte, efectuando cada 2 0 3 semanas, si es necesario, una entrecava muy suave, de unos 5-7 cm. de profundidad aproximando la tierra a la planta.  En cuanto al riego, hemos de procurar que la planta esté en un suelo húmedo (no empapado).  Así, la frecuencia de riego, vendrá dada por la época del año, la orientación del parterre, y la necesidad propia de la planta.  En cuanto al abono mineral si el grupo de flor mantiene el nivel de floración más de 3 meses, aportaríamos una nueva dosis pasadas 7 u 8 semanas, después de la plantación.
 
Recorte de bordes
Periódicamente deberemos recortar los bordes para mantener perfectamente delimitado el perímetro del grupo. Antes de recortar marcaremos el límite y con la pala de recortar procederemos al recorte con la pala siempre en sentido perpendicular a la superficie.

Eliminación de flores secas
Las plantas por lo general agradecen la eliminación de las hojas y flores secas o en mal estado. Esta operación favorece y activa la producción de nuevos brotes, además de mejorar el aspecto externo del grupo, al mismo tiempo alargamos el periodo de floración.
Esta operación es aconsejable realizarla de forma manual.

Tratamiento fitosanitario
Aplicaremos tratamientos fitosanitarios siempre que aparezcan plagas en las plantas y siempre con procedimientos ecológicos.
Estos trabajos en grandes extensiones deben hacerlo personas que estén especializadas en fitosanitaria. Y en tratamientos caseros, leer muy bien las recomendaciones de la casa del producto, siguiendo al pie de la letra sus recomendaciones.
 
Reposición de plantas muertas o en mal estado
La reposición de plantas se efectuara siempre que sea necesario.  Si se trata de un vegetal muerto o en mal estado, se retirará con cuidado de no dañar el resto de los vegetales plantados.

Phalaenopsis Ilike y Leonardo Orquídeas (Orchidaceae) son una familia de plantas monocotiledóneas que se distinguen por la complejid...