miércoles, 21 de septiembre de 2011

Siembra de césped

IMPLANTACIÓN DE CÉSPED
INTRODUCCIÓN
Francamente, las superficies de césped, tienen un efecto visual importante, sobre todo, si están bien cuidadas, pero no es menos cierto que para disfrutarlo es necesaria una buena preparación de tierras para asegurarnos una óptima implantación de césped

 PREPARACIÓN DEL SUELO
Consideremos un suelo de tipo arcilloso, en el cual queremos plantar un césped.  La primera operación es limpiar de malas hierbas la parte destinada a tal fin.  Lo haremos mediante métodos mecánicos (azada u otros) o herbicidas, en tal caso será necesario respetar el plazo de seguridad recomendado por el producto.

 Después será necesario desfondar el suelo a una profundidad de 40 cm.  Mediante motocultor o a mano.  Seguidamente mezclaremos el sablón o arena en estos  40 cm.,  para mejorar el drenaje.  A continuación aportaremos la materia orgánica,  ya sea turba, estiércol (este puede aportar semillas de malas hierbas) o tierra vegetal.  La materia orgánica la mezclaremos en los primeros 25cm. de profundidad, pudiendo incorporar al mismo tiempo abono mineral de fondo, preferentemente de liberación lenta.
Seguidamente haremos las siguientes labores o trabajos mecánicos:
-Pasaremos el rastrillo de hierro nivelando la superficie todo lo que podamos, retirando al mismo tiempo los objetos gruesos como piedras (mas de 2cm.  De diámetro) restos de raíces, etc.

Seguidamente pasaremos el rastrillo de madera, el cual nos permitirá dejar la superficie del suelo perfectamente nivelada.

 A continuación, pasaremos un rulo ligero de 1-2 kg./cm.
Después, con las púas de una horca haremos una ligera presión al desplazarlas a lo largo de la superficie del suelo “como si rascáramos”, la dejaremos llena de surcos.
         Finalmente, sembraremos.

 CANTIDADES ORIENTATIVAS A APORTAR DE LOS   DIFERENTES MATERIALES A MEZCLAR

 - 30%  sablón o arena
- 20%  tierra vegetal.
 - 15%  turba o 3-4 kg. /m2 estiércol.
- 40-50gr. De Floranid Permanet (15-9-15) por m2
 -( 35-45g de semilla de césped por m2)

*estos porcentajes son en volumen.

SIEMBRA:
Nos centraremos en las siembras hechas a mano, que son las más corrientes en los espacios pequeños y, teniendo un poco de práctica, incluso en superficies mayores.  Es aconsejable efectuar la siembra en dos pasadas cruzadas, así aseguraremos una mejor distribución de las semillas.  Estas se pueden esparcir directamente por la superficie del suelo o bien mezclarlas con tierra vegetal o roldó.  Seguidamente se acaba de cubrir la siembra con una fina capa de tierra vegetal o roldó de 3 a 5 mm.  De  espesor pasando inmediatamente el rulo en los dos sentidos, de manera que la semilla entre en contacto íntimo con el suelo.  Finalmente regaremos imitando el riego por aspersión, evitando de esta manera desplazar las semillas por exceso de agua.  En los días posteriores a la siembra, regaremos cada día aplicando un riego suave y fino, hasta el momento de la total germinación.

IMPLANTACION DEL CESPED CON TEPES:
El suelo se prepara igual que para la siembra, no obstante, la última pasada la efectuaremos con un rastrillo de púas de hierro, dejando la tierra un poco removida a unos 2-3 cm. de profundidad.  Así facilitamos de gran manera la penetración de las raíces en la tierra.

Los tepes, los sirven enrollados, como si fueran una alfombra; por lo cual es necesario desenrollarla justo en el preciso momento antes de proceder a su implantación, disponiéndolos uno al lado del otro asegurándonos que las juntas entren en íntimo contacto.  Para tal fin nos ayudaremos del rulo o bien de un mazo de madera con la base cuadrada, la cual iremos desplazando por la superficie del césped.  Una vez cubierta toda la superficie, procederemos a efectuar un riego suave,  y así durante los primeros 15 días.  Es necesario tener presente que las raíces necesitan un tiempo para implantarse y así fijarse al suelo previamente preparado.

EPOCAS DE IMPLANTACION DEL CESPED
La mejor época es en primavera.  Evitaremos implantar el césped en épocas de heladas y en pleno verano.  En invierno existe el riesgo que la semilla se muera por las bajas temperaturas y en pleno verano, por deshidratación.

No hay comentarios:

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...