miércoles, 27 de febrero de 2008

Poda de los árboles singulares



Continuamos con un nuevo artículo de poda:
Los árboles muy singulares, en avenidas, y que dichos ejemplares sean emblemáticos, se debería aplicar la cirugía arbórea. El recubrimiento rápido de la herida ayuda a la formación del callo en todo su contorno. (Solo se hará en árboles si es necesario, o en árboles emblemáticos).
Las campañas de poda anuales cada vez deben ir más en caminadas a la regla del corte y no al corte de la regla, (Emmanuel Michau); en una de sus reflexiones dice: aproximarnos en lo posible a lo que debe ser la poda y que Carriere define muy bien: “es la operación que consiste en suprimir partes de ramas con el objeto de dar a las plantas una forma determinada, es cortar la extremidad de las ramas que pasan estos límites que se han fijado”. (Cristohpe Drénou, en su libro La poda de los árboles ornamentales ¿Del por qué al cómo? Dice. Partiendo del principio que la poda no debe ser sistemática, sino que debe ser el resultado de una gestión metódica. Pues no basta con saber podar, es preciso también para alcanzar su objetivo, saber por que se hace.

Podas: en calles de circulación automovilista importante
· fuerte densidad peatonal en las aceras
· proximidad obligatoria de las fachadas, si existe inadecuación entre el volumen del árboles y las distancias de plantación
· dejar libre un paso suficientemente alto para los vehículos (4,50 m) y los peatones
· garantizar la seguridad de los usuarios
· limitar el volumen de los árboles por el lado de las fachadas, si existen limitaciones de lugar
· reducir en un 25% de su volumen de aquellos árboles que puedan molestar en fachadas, ventanas y balcones.
Solo se superara este 25% en árboles que estén afectados por servicios eléctricos aéreos.
¿Es necesario hacer cada año una poda de estas características? Sinceramente no, solo se debería hacer cada cuatro o cinco años. Y que sea
Estrictamente necesario, que, las quejas de los ciudadanos fueran mayoritarias, como creo y estoy seguro que así ha sido durante los últimos años. Sin olvidar que el arbolado de las ciudades, es regentado por los Ayuntamientos y que han de tener muy en cuenta el pensamiento de los ciudadanos que son quienes les votan. Cambiar la cultura de poda a brocada o poda drástica, a una poda moderada y razonada como se venia haciendo, en años anteriores es cuestión de tiempo y de razonamiento con los ciudadanos.
Muchas de las quejas son:

· Me toca una rama en la pared o ventana.
· Me quita la luz
· Este árbol puede caer
· Las raíces levantan la acera
· En esta plaza no entra el sol
Pero en la mayoría de los casos se acaba diciendo, este árbol molesta tienen que quitarlo o estos árboles hay que podarlos como antes.

No hay comentarios:

PARQUE GUELL 12

En las zonas más forestales del Parque encontramos además,   entre Otras, el Llistó gramínea tapizando los terrenos secos y soleados (o ...