viernes, 15 de febrero de 2008

Las campañas de poda:



Estos Platanus para nada necesitan esta poda:
Las campañas de poda o mantenimiento corriente: son esenciales para la salud de los ejemplares y la seguridad de los bienes materiales o personales. Estas consisten en la supresión de las ramas muertas y de las que presentan defectos de estructura. Las ramas que forman un ángulo demasiado estrecho con relación al tronco pueden desgarrarse.

Los Ayuntamientos durante el año deben dedicar un esfuerzo importante a cuidar y gestionar los árboles de la ciudad, con personal destinado a la poda de noviembre a marzo llamada poda de árboles de hoja caduca, la segunda de hoja perenne o semi-perenne, de origen tropical de marzo a mayo y la tercera la que llamamos poda en verde, de mayo a octubre.
- Año tras año vemos podas drásticas innecesarias, hay que hacer el esfuerzo de adecuarnos a lo que nos recomiendan los congresos de jardinería, y expertos en la materia como pueden ser A. SHIGO, E. Michau y Cristophe Drenou por citar algunos autores de libros sobre la poda de los árboles. No podar más de lo estrictamente necesario. Es conveniente pues contar con la herramienta necesaria y adecuada, para así hacer el corte limpio y los tocones y muñones desaparecerán de los árboles de las ciudades y pueblos
- El buen corte
Debería aplicarse a toda forma de poda ornamental según A.SHIGO, estudioso de los problemas de calidad de la madera se ha preocupado largamente de la influencia de la poda y podredumbre de los nudos. Se ha podido mostrar en quince años de experiencia sobre los modos de poda y millares de cortes longitudinales del tronco, lo que tenemos que evitar.
El corte de una rama debe tener dos objetivos:
Obtención de una buena formación del labio cicatrizante y un recubrimiento de la herida con rapidez.
- evitando la podredumbre interna de la rama y del tronco. A. SHIGO ha demostrado que si el corte se realiza en el plano que une el exterior inmediato de la arruga de la corteza de la rama y la extremidad superior del cuello de la rama se obtendrá un labio cicatrizante anular. Por el contrario si el corte se efectúa a ras del tronco o de la rama portadora, el callo sólo se forma en los lados del corte, quedando deteriorado el cabiúm de los bordes superior o inferior
La recuperación vigorosa de un saca savia no constituye por sí sola un hecho suficiente para declarar que una reducción ha tenido éxito. E n efecto, la presencia de un saca savia no excluye nunca una podredumbre interna de la rama si la herida se cierra mal o debido a la presencia de un tocón. Esta podredumbre puede propagarse muy lejos por el árbol y puede implicar riesgos de roturas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La correcta elección de las espécies que se plantan en la ciudad, podrían evitar tener que realizar campañas de poda. Pero la intromisión de algunos arquitectos o técnicos que priman el diseño a la utilidad, nos lleva a la inexorable mutilación de nuestros árboles año tras año. Dejemos a los técnicos en jardineria hacer su trabajo!

PARQUE GUELL 12

En las zonas más forestales del Parque encontramos además,   entre Otras, el Llistó gramínea tapizando los terrenos secos y soleados (o ...