domingo, 27 de enero de 2008




RIEGO
Con el riego aportaremos el agua que
se ha perdido por la propia transpiración de la planta y por evaporación del suelo (evapotranspiración). El agua favorece la absorción de los elementos nutritivos a la planta y a la vez, regando, bajamos la temperatura interna de la misma cuando la exterior sea demasiado elevada.
La mejor forma de regar es imitando a la lluvia. Así, los sistemas automatizados como aspersores y difusores rompen el chorro de agua en pequeñas gotas cumpliendo bien esta finalidad. Si regamos a mano con una manguera, también intentaremos esparcir el agua en forma de lluvia. Si éste es el método que utilizamos, efectuaremos el riego en varias pasadas ligeras para que la tierra se vaya empapando poco a poco, evitando de esta manera movimientos horizontales del agua por la superficie, tal y como imitan los riegos automatizados. Este punto es muy importante en superficies de césped inclinadas, ya que si no se actúa así, se produce una gran es correntía, lo que provoca que la penetración del agua en el suelo sea mínima.
Otros sistemas que empiezan a extenderse por su alto rendimiento son el goteo y exúdate, el primero consiste en dosificar el agua a cada elemento vegetal gota a gota mediante una manguera con pequeños sumideros que se colocan en la base de la planta y el segundo en una manguera que transcurre enterrada en la superficie aportando el agua directamente al sistema radicular de la planta a través de la sudoración de la manguera.
El mejor momento del día para regar, es a última hora de la tarde o a primera hora de la mañana, cuando la evapotranspiración es mínima. Evitaremos regar en el momento de mayor incidencia solar. En cuanto a la frecuencia del riego, cabe destacar que es variable dependiendo de la estación en que nos encontremos y de la orientación de la zona de plantación. En verano, que es cuando debemos aportar más agua, podemos regar cada dos días en caso de que el riego se efectúe de forma manual, es decir, con manguera. Si tenemos instalación de riego automático, podemos regar cada día. En invierno también se debe regar, aunque con frecuencia mucho menor. En los días ventosos se produce también una gran evaporación, por lo que deberemos reponer esta pérdida lo antes posible. En espacios públicos es preferible efectuar los riegos automatizados en horarios de escasa presencia de usuarios para no hacer la visita al jardín molesta para estos.

MATERIAL DE RIEGO
1 Difusores emergentes serie 6,300
2 Toberas Estándar
3 Aspersor de turbina
4 Aspersor Sectorial Emergente
5 Programador
RIEGO POR ASPERSIÓN EN CÉSPEDES
Verano: Aspersión 40 minutos 3, veces por semana. (Tierras arcillosas)
20 minutos 3, veces por semana. (Tierras de jardín)
Difusores 12 minutos 3, veces por semana. (Tierras arcillosas)
7 minutos 3, veces por semana. (Tierras de jardín)
Primavera: Aspersión 30 minutos 1 vez por semana. (Tierras arcillosas)
20 minutos 1 vez por semana. (Tierras de jardín)
Difusores 8 minutos 1 vez por semana. (Tierras arcillosas)
7 minutos 1 vez por semana. (Tierras de jardín)
Otoño: Aspersión 30 minutos 2 veces por semana (Tierras arcillosas)
Difusores 8 minutos 2 veces por semana “” “”
7 minutos 2 veces por semana (Tierras de jardín)
Invierno: Aspersión 30 minutos 1 vez al mes (Tierras arcillosas)
20 minutos 1 vez al mes (Tierras de jardín)
Difusión 8 minutos 1 vez al mes (Tierras arcillosas)
7 minutos 1 vez al mes (Tierras de jardín)
Toni Molero - Isaac Castro

No hay comentarios:

LAGO DE SANABRIA

Lago De Sanabria (Zamora)   Parque natural, situado en el extremo noroccidental de la  Provincia de Zamora (Castilla y L...