domingo, 18 de noviembre de 2018

EL INCEDIO DE CALIFORNIA


El incendio de California que ya lleva diez  dias ardiendo y sin visos de de que llegue a su fin.
 


97.000 hectáreas quemadas, 71 muertos y 1.011 desaparecido el incendio más mortal de la historia de California. El numero de muertos y desaparecidos es tan importante que tendría que llevarnos ha pensar que estamos haciendo mal.

Los incendios de Camp Woolsey comenzaron el 8 de noviembre. La falta de lluvia, y condiciones extremadamente favorables para que se propagaran nuevos incendios.

Algunos expertos dicen y no les falta razón que el cambio climático ha creado las condiciones propicias para alimentar los incendios, como el aire más seco y la vida de las plantas, que contribuyen a que los incendios sean extremos.

Como salvar del infierno del fuego, pueblos, ciudades, carreteras, caminos, rodeados de bosque.
1º Todas las calles deberían tener acceso y salida para facilitar la labor de los Bomberos.
2º Desbrozar 200 m2 alrededor de los pueblos o urbanizaciones.  Los árboles cercanos al pueblo deberían estar plantados a una distancia de al menos 20 o 25 m entre sí aproximadamente, en 50 metros en la redonda, siendo obligatorio que el soto bosque este completamente limpio, eso nos facilitara la extinción del fuego puesto que la vegetación no controlada, hace que los incendios sean muy virulentos y no controlables.

3º En las zonas que han sido devastadas por el fuego, que a la fuerza tendremos que reforestar, tendremos la ocasión, el deber y la obligación de replantear la distancia de los árboles cercanos al pueblo o urbanización, y su posterior limpieza.

4º Las urbanizaciones y carreteras cercanas a los pueblos deberían contar con bocas de riego cada 50 o 100 m., para así poder instalar si fuera necesario cañones de agua que cubrirían unos 50 metros entre sí a lo largo y ancho de los caminos cercanos a la zona boscosa. Estos cañones deberán estar a disposición de los pueblos cercanos y que tengan las instalaciones y bocas de riego a punto, para poder ponerlos en marcha en cualquier momento que sea necesario. Y esto también vale para las urbanizaciones rodeadas de bosque que también contaran con bocas de riego para poder poner cañones de agua y ponerlos en marchas cuando se dan estos casos de incendios tan virulentos.