martes, 10 de diciembre de 2013

LABERINTO DE HORTA BARCELONA (3º)


Un siglo y medio de historia.

Balaustrada y  bustos de regusto clásico, que junto con la
terraza superior Generan  una imitación a una salita de estar.

 
El primer proyecto concebido por Antonio Desvalls y Doménico Bagutti, fue materializado por el maestro Jaume Valls, al que sucedió Andreu Valls, probablemente su hijo, mientras el jardinero francés Josep Delvalet se encargaba de las plantaciones.  Tanto las obras como la rica ornamentación y el complejo acabado del jardín - las más de 30 piezas de esculturas actualmente censadas fueron un ejemplo, no se completaron hasta muchos años más tarde, por falta de medios técnicos. 


Muerto el en una faena de tradición familiar que fue marqués en 1820,los jardines se convierten continuada por sus descendientes, los cuales aún respetando las ideas originales, ampliaron con un abanico de posibilidades.
 
En efecto el primer y modélico jardín de los bojes, anexos al palacio, punto de partida del espectacular jardín neoclásico
Que se enfila
En tres terrazas
Engalanadas

Hasta el estanque superior y el manantial de la Marquesa, se fue añadiendo al jardín de los musgos, a la derecha del Laberinto, y más tarde el parque romántico, abocado sobre el torrente, límite occidental de la finca.

 Durante más de un siglo y medio, los jardines presentarían el complemento de la vida cotidiana familiar: eran el lugar idóneo de recreo, del paseo y de meditación... siempre entre espacio artísticamente concebido y ornamentado-sumo=(considerado lo máximo donde podía llegar) en formas vegetales y creación escultórica y
arquitectónico-inmersa en un ambiente de paz y serenidad. 
Así lo deja traslucir la pintura, un tanto melancólica, de Santiago Rusinyol, realizada en los primeros años del siglo actual.  La misión primordial no excluía, pero el con vencimiento en el uso social y aristocrático de los salones al aire libre.  Algunas lápidas con memorativas, en efecto, recuerdan aun hoy las visitas de Carlos IV en 1802, la de Fernando VII en 1828, y la de Alfonso XIII en 1908.  Se tienen noticias ciertas de encuentros culturales y de representación, entre otras las de Sueño de una noche de verano y<< Ifigenia en Tauride>>.

El Parque Guell 5

Más allá, un pequeño muro de contención y una valla, de tuyas, más oscuras y densas que las robinias.   La gran superficie que delimita ...