jueves, 24 de enero de 2013

REPRODUCCIÓN ASEXUAL O VEGETATIVA


REPRODUCCIÓN ASEXUAL O VEGETATIVA
 
La multiplicación por esquejes es una técnica de amplia repercusión en la horticultura ornamental, tanto de plantas perennes como caducas.
Esta técnica de propagación consiste en separar un fragmento de una planta (tallo, raíz, hoja u órgano especializado – tubérculo, rizoma etc.) Y colocarlo en unas condiciones favorables que conlleven la regeneración de una planta completa, siendo la técnica más utilizada la reproducción por esquejes de tallo. Es un método económico y rápido que permite obtener plantas uniformes en superficies reducidas
 
PRINCIPALES VENTAJAS DE LA MULTIPLICACIÓN VEGETATIVA
 
El esqueje reproduce siempre los caracteres de la planta madre, son por tanto, genéticamente iguales, lo que nos facilitara conseguir cultivos homogéneos.
 
Es una técnica  de obtener plantas adultas, en un período de tiempo más corto que si utilizáramos la reproducción sexual.
 
Las plantas reproducidas por esqueje, tienen un sistema radicular más ramificado que las reproducidas por semilla.
 
DIVISIÓN DE MATA U ÓRGANOS DE RESERVA ACODO AÉREO O SUBTERRÁNEO
 
De hecho, el acodo, lo podemos entender como un esqueje de tallo que no se separa de la planta madre hasta que no ha enraizado, de manera que cuando lo separamos tiene una autonomía total, es decir, tenemos una nueva planta.
 
 FUNDAMENTOS DEL ACODO
 
Se fundamenta, igual que los esquejes, en la capacidad que tienen las plantas de crear nuevos órganos, aunque difiere del esqueje en que continua recibiendo los nutrientes y el agua que necesita durante el proceso de formación de las raíces a través de la planta madre.
 
Los factores que estimulan el enraiza miento, son la ausencia de luz y la humedad. Ambos factores ayudados por incisiones practicadas en el tallo y otras perturbaciones mecánicas, como torcer el tallo, provocan que el desplazamiento de la savia sea más lento de lo habitual, lo cual estimulará la formación de las raíces.
 
ACODO SUBTERRÁNEO
 
Consiste en escoger la rama que queremos multiplicar, haciéndola llegar al suelo, procurando que no se rompa. Una parte de esta la enterraremos entre 5 y 10 cm. de profundidad dejando una parte del extremo de la rama al descubierto. En estos tallos, sean herbáceos o leñosos, es bueno sacar las hojas del trozo que queda tapado por la tierra.
 
La parte subterránea conviene fijarla con algún sistema, ya que al no hacerlo y debido a la posición de fuerza del tallo, este puede salir proyectado a la superficie. Es bueno, cuando se realiza la zanja para tapar parte del tallo, comprimir este al fondo y humedecer la tierra a fin de que quede más compactada.
 
Sugerencias para ayudar a aguantar el tallo tapado con tierra:
 
Colocar una piedra sobre la parte enterrada.
Sujetar el tallo mediante un gancho u horca.
Sujetar mediante una estaca el extremo del tallo que sobresale del suelo.

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...