domingo, 17 de abril de 2011

3º artículo ( sustratos)

C/ Carbono es el principal elemento de la materia orgánica. N/ Nitrógeno también forma parte de ella, pero en menor proporción. Diferentes son las procedencias de la materia orgánica que llega al suelo agrícola, restos de cosechas, abono verde, estiércol, abonos orgánicos comerciales. No todos tienen el mismo valor para la producción de humus. Vamos a considerar a continuación los dos aspectos cualitativos más importantes: a) La lignina, la celulosa, las hemicelulosas, etc., y sus derivados son los productos más activos sobre la fertilidad. Los polisacáridos de origen microbiano derivados de la celulosa son los compuestos activos sobre la estructura; los núcleos aromáticos derivados de la lignina son la base del humus. Es útil, por ello, que los aportes de materia orgánica fresca contenga elevados porcentajes de lignina y celulosa; A los fines de la producción de humus son poco útiles los aportes pobres (abonado verde de hierbas jóvenes y acuosas) en estos compuestos. b) El valor de la relación C/N. El humus tiene una relación C/N equivalente a 10 cualquiera que sea el material del que proceda. Los cocientes C/N medios de los principales materiales son los siguientes: estiércol hecho, 25; estiércol medianamente hecho 30-40 si se trata de uno pajoso, es decir muy fresco, con tallos de maíz o de girasol, hojas y cuellos de remolacha, ramas de tomate, etc. 40-60; La hierba de leguminosas 15-20 y la paja de cereales 80-100. Durante la humificación se pierde carbono y por ello se produce una concentración de nitrógeno, al final del proceso la producción de humus es del orden de 10-30% del material inicial, esto es lo que se conoce con el nombre de coeficiente isohúmico. La composición del aire del suelo. La atmósfera del suelo tiene una composición que casi siempre difiere de la del exterior en los siguientes aspectos: a) menor proporción de oxígeno por el consumo que de él hacen los componentes de la población del suelo y las raíces de las plantas; b) mayor proporción de anhídrido carbónico por la respiración de aquellos y éstas; c) mayor humedad relativa que casi siempre está próxima al 100%. La composición de la atmósfera telúrica cambia con la situación, la profundidad y la naturaleza del suelo, el cultivo, el laboreo, y la actividad biológica del suelo. Los suelos próximos a la saturación tienden a ser ricos en CO2 y pobres en O2 especialmente en el período de más intensa actividad biológica; por este motivo los encharcamientos en verano, aunque duren pocas horas, son mucho más perjudiciales que los que se dan en invierno aunque sean prolongados. Los suelos con estructura y los de textura grosera están más oxigenados que los de textura fina sin estructura. En los terrenos sometidos a labores profundas el recambio gaseoso de las capas profundas de las capas profundas es más activo que en los suelos no afectados por las labores.

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...