miércoles, 28 de enero de 2009

Durillo

Viburnum tinus (Familia caprifoliácea)
Durillo

El nombre científico del Viburnum toma la antigua denominación latina atribuida a la especie Viburnum lantana; esta denominación deriva probablemente del verbo “viere”, es decir entrelazar”, aludiendo a la extremada flexibilidad de las ramas de los viburnos, sobre todo la especie Viburnum opulus, cuyos sarmientos eran empleados para fabricar látigos, esperemos que a nadie le dé por hacerlos servir para tal menester.
Arbusto o árbol pequeño y se le conoce unas 120 especies, teniendo además la gran virtud de absorber sobre 46 kg de C02 al año, es pues uno de los arbustos plantados en nuestra ciudad que más ayudan a la purificación del aire de Barcelona.
El simbolismo relacionado con las flores del Viburnum es dramático “Si no me amas, moriré”, no veo fácil hallar una relación con tan dramática expresión, al no ser por la cantidad de dióxido de carbono que absorbe, pero hace muy poco tiempo, que se le conoce esa función, porque tampoco se había estudiado, o quizás sea por sus flores formadas por cinco pétalos, de color blanco o rosa.
Pues el año pasado en mi paseo matinal, uno de tantos durante el año 2008, te vi florecido me pareció que tu floración se había adelantado bastante, recuerda que fue el día 20 de enero, pues bien, este año antes del día 8 de enero de 2009 ya habías florecido, también me ha extrañado, porque estos últimos quince días hizo un frio de hasta -2ºC bajo cero, pero tu sin hacer caso y desafiando la propia naturaleza, has florecido y sigues tu proceso biológico, a sabiendas de que tu época de floración natural es en primavera, y solo en muy raras ocasiones sucede en invierno, me preocupa tu adelanto de floración, por tus ganas de hacerle frente a todas las adversidades que se presenten, eres mucho más fuerte que algunos de aquella minoría de Científicos, y otras hierbas que niegan la evidencia, que cuestionan el Cambio Climático, que últimamente se llaman escépticos, pero como verás tienen mucho morro y son capaces de negar hasta tu propia existencia, que cobran por negarlo y porfían con aquellos miles de Científicos que haciendo un trabajo pegado a la evolución de los hechos cuentan y dicen aquello que constatan, pero si repasamos los periódicos también sabemos quién los patrocina. Quiero decirte que cada año que me sea posible haré el seguimiento de tu floración, de tu desarrollo, de tu existencia, porque yo sé que eres uno de los arbustos que más haces en la colaboración de la absorción de dióxido de carbono.

domingo, 18 de enero de 2009

LOS BOSQUES TROPICALES

LOS BOSQUES TROPICALES SUFREN LA AMNESIA HUMANA

Ya sólo queda la mitad de los bosques tropicales que poblaban el planeta. El proceso de destrucción suele seguir tres etapas bien diferenciadas. En primer lugar, las compañías madereras explotan sus concesiones y crean caminos con sus máquinas para acceder al corazón del bosque virgen.

La deforestación constante de los bosques tropicales, tiene consecuencias para el resto de la humanidad, por lo tanto los gobiernos deberían tomar las medidas oportunas para preservar él amazonas, para preservar los bosques, para preservar los árboles, para preservar los arbustos, para preservar la naturaleza, para preservar el planeta en definitiva.

Si se hace un seguimiento del uso de la madera y las talas que puedan ser necesarias, es decir para un uso racional y razonado, jamás nos quedaríamos sin el amazonas ni sin el resto de bosques de cualquier parte del mundo, si tenemos control de la cantidad de árboles que se talan y obligamos a replantar la cantidad que se ha talado, más un 35%, sería posible y compatible con la propia naturaleza y con la vida misma. De esa manera pulmón verde seguiría con muchísima vida y sin peligro de extinguirse, porque siempre tendría mogollón de vida. ¿Esperemos que así sea?

Los campesinos siguen los caminos que crean las compañías de la madera para acceder al corazón del bosque virgen, en busca de nuevas tierras y cortan leña y queman superficies para fertilizar sus frutos sembrados.

Finalmente, y cuando los campesinos abandonan sus tierras ya estériles, convertidas en pastos aparecen los ganaderos. Dos tercios de los bosques de América Central han desaparecido sirviendo de comida a ganado de baja calidad, empleado en hamburgueserías de todo el mundo.

La reserva de medicamentos
Los científicos piensan que el año 2010 se podría haber extinguido un 25% de las especies del planeta. Y muchas de ellas, antes de ser catalogadas y estudiadas. Una pena, sobre todo si tenemos en cuenta que actualmente el 40% de los medicamentos proceden de la naturaleza. La posible solución a muchas de las enfermedades actuales, desaparece con el bosque tropical.

Los indios de la selva de la zona norte del Amazonas utilizan más de 1.000 especies de plantas para curar sus afecciones. En el resto del mundo, y sólo para controlar la natalidad, los indígenas manejan 3.000 especies diferentes. Todo un tesoro, puesto que medicina occidental apenas ha estudiado 1.100 plantas. Una auténtica farmacia.

MEDICINAS DE PLANTAS
La variedad y cantidad de plantas con propiedades terapéuticas es bastante asombrosas. Se estima que en uno u otro momento han sido utilizadas alrededor de 70.000 especies vegetales, desde líquenes hasta árboles enormes, con fines medicinales. Hoy día, la herboristería occidental aún se sirve, de al menos mil plantas autóctonas europeas, así como de miles de especies procedentes de América, África y Australasia. En el Ayurveda (medicina tradicional de la India) se considera que alrededor de 2.000 especies de plantas tienen valor medicinal, mientras la Pharmacopoeia china enumera más de 5.700 medicinas tradicionales, la mayoría de ellas de origen vegetal.

La medicina convencional emplea todavía unas 500 hierbas, aunque es raro que se utilice la planta completa. En general, las hierbas proporcionan la materia prima para aislar o sintetizar drogas convencionales. Por ejemplo, la digoxina, utilizada para la insuficiencia cardiaca, fue aislada de la dedalera (Digitalis purpúrea, y la píldora anticonceptiva se obtuvo por síntesis de los componentes hallados en el ñame silvestre (Dioscorea villosa etc.etc.)

miércoles, 7 de enero de 2009

LOS ÁRBOLES DEL AMAZONAS


La de forestación del Amazonas
Los árboles del Amazonas se están haciendo cada vez más grandes, y de paso están contribuyendo a proteger la salud de nuestro planeta. Al absorber cantidades altas de dióxido de carbono (C02), uno de los principales gases contaminantes que provoca el efecto invernadero, el tamaño de estos árboles está aumentando progresivamente.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un nuevo estudio que se ha publicado en la revista Science. Es posible, según los autores de este trabajo, que al absorber dióxido de carbono los árboles amazónicos nos estén ayudando a frenar el calentamiento de la tierra, disminuyendo el nivel excesivo de este gas que se concentra en la atmósfera.

Un equipo internacional de científicos encabezados por Oliver Philips, de la Universidad de Leeds en el Reino Unido, ha analizado aproximadamente 10.000 árboles del Amazonas.

Según sus observaciones, la abundancia de dióxido de carbono en la atmósfera ha actuado como una especie de fertilizante en los bosques de Brasil y
Centroamérica. Y a su vez, como una máscara antigás para las personas.

Los bosques tropicales del Amazonas ayudan a reducir el impacto del Cambio Climático al retirar de la atmosfera uno de los principales gases que está desencadenando el proceso del calentamiento.

Niveles de C02
Este trabajo de investigación en el que también han participado científicos de Brasil y Estados Unidos, se inicio cuando un grupo de expertos investigaba las razones por las que los niveles de dióxido de carbono no se habían incrementado tan rápidamente como estaba previsto, teniendo en cuenta los grandes incendios que habían arrasado zonas muy extensas de los bosques amazónicos durante los últimos 30 años.

Al comprobar el nivel de crecimiento que se había producido en los árboles, s los investigadores llegaron a la conclusión de que estos habían absorbido cantidades muy altas de dióxido de carbono atmosférico.

Si no fuera por este fenómeno natural de absorción, Oliver Phillips y su equipo creen que las emisiones provocadas por los incendios forestales y las fuentes industriales de contaminación hubieran generado un nivel de dióxido de carbono al menos dos veces más alto que el que existe actualmente en esta zona del planeta.

Los autores del estudio advierten que, por lo tanto, un incremento de la deforestación en el Amazonas podría eliminar un proceso natural de absorción que nos está ayudando a frenar el efecto invernadero.

En su opinión, estos árboles contribuyen de una forma muy importante a disminuir el exceso de uno de los gases contaminantes que están amenazando a nuestro planeta.

Hace unos 3.000 millones de años, las bacterias inventaron la fotosíntesis y lograron convertir el C02 en oxígeno. La acumulación de este gas durante otros 1.000 millones de años permitió un cambio de diseño: la aparición de células más complejas con núcleo y otras estructuras internas. En el segundo escalón, hace unos 540 millones de años, el oxigeno aumentó de nuevo y la evolución respondió con una segunda innovación: los seres multicelulares.
National Evolutionary Synthesis Center.

JARDINES, PLAZAS, JUEGOS INFANTILES Y CALLES CON ARBOLES O SIN ELLOS

DIFERENCIA DE TEMPERATURA EN GRADOS EN UNA PLAZA, JARDÍN O CALLE, CON ARBOLES O SIN ELLOS, A LA SOMBRA Y A PLENO SOL. EN L’HOSPITALET DE...