jueves, 3 de abril de 2008

Av. del Carrilet (L´Hospitalet)





La Avenida del Carrilet de L´Hospitalet

Cercis siliquastrum (Árbol de Judas-Árbol del Amor- Familia: Leguminosas)
Su nombre deriva del griego kerkis, utilizado para designar a una especie indeterminada.
Árbol pequeño, de hoja caduca, alcanza sobre unos 10-15 m de altura, aproximadamente, ornamental debido a la posesión de numerosas flores que aparecen con anterioridad al follaje. Las hojas son bastante circulares, acorazonadas, con nerviación palmada, lisas y de color verde oscuro.

Apareces en la Avenida del Carrilet con un montón de flores de color rosa violáceo, que invitas a que te observen, que te admiren, que se pregunten ¿acaso te podan todos los años? ¡ pues mira no es necesario! solo cada cuatro años puede necesitar que te hagan una poda, en los tres primeros años de formación, y ya en los años venideros, las rutinarias, limpieza y aclareo, no necesitas nada más, solo, que te mimen, te dejen crecer, te dejen vivir, te dejen ser tu mismo.

Los árboles son para ornamentar dar sombra, absorber C02 y desprender oxigeno, dar vida a las ciudades llenas de contaminación, que la humanidad cada año manda a la atmósfera alrededor de 7.000 millones de toneladas de carbono originadas por la combustión de petróleo en centrales termoeléctricas, por la industria química, el transporte etc.

Esas flores rosa violácea, las hojas acorazonadas, me hacen recordar algo que yo estimo mucho, la T, la A y la A, son como algo que me da vida, que me hace seguir viviendo, que me hace que siga escribiendo, que me hace seguir soñando, que siga caminando, que siga respirando, que paso a paso, siga construyendo vida, amor, deseos, alegrías, ilusiones y desilusiones políticas, realidades diarias, vivencias, reflexiones, sobre que será o sería mejor, sobre lo que haría antes o después. Esas tres letras dicen todo o casi todo en mi vida, cada una en su lugar y espacio, pero que le dan todo el sentido. Que las siento próximas, que siempre están y han estado cerca, que es una alegría tenerlas, la A y la A siguen su camino natural, como no podía ser de otra manera, la libertad, la autonomía personal, la construcción de sus propias vidas, las lleva a la realidad de la lucha diaria, para hacerse un lugar en este mundo injusto y poco agradecido con los que luchan, para abrirse camino aunque a veces a la mujer le cuesta más que a nadie hacerse un espacio en una sociedad machista y temerosa a perder los privilegios, es decir que la mujer pueda ser tratada de igual a igual, en todos los conceptos, intelectual, salarial, profesional etc.
Un árbol da para mucho y para muchas cosas, te imaginas, que muchos árboles, dan frutos, que se comen, dan madera, dan poesía, dan escritura, dan leña, dan papel, dan sombra, dan flores, dan sosiego, dan mil y una cosa.

1 comentario:

aivlis dijo...

Tambien tienen suerte la T, y las 2 A de contar con la I, que aunque a veces sea un fistro, está siempre en su lugar del abecedario. Un beso.

Te echan de menos: el E, la M y la S!

LAGO DE SANABRIA

Lago De Sanabria (Zamora)   Parque natural, situado en el extremo noroccidental de la  Provincia de Zamora (Castilla y L...